Tu lugar, tu universidad, tu futuro.

El pasado jueves 19 de diciembre, el Departamento de Ciencias Aplicadas y Tecnología llevó adelante una nueva Ceremonia de Graduación y Acto Académico de Entrega de Títulos Intermedios, en la que 32 nuevos graduados recibieron sus diplomas.

Se trata de estudiantes que concluyeron las carreras de Ingeniería en Electrónica y la Licenciatura en Gestión Ambiental, además de las Tecnicaturas Universitarias en Biotecnología, en Electrónica y en Gestión Ambiental.

Para comenzar la Ceremonia, se dirigió a los presentes el Coordinador-Vicedecano de la Licenciatura en Biotecnología, Fernando Raibenberg: “Un Acto de Colación siempre es un momento de emoción y alegría de los diplomados que se difunde entre todos nosotros por esta meta lograda, que será una más de las que irán alcanzando a lo largo de sus vidas. Siento alegría por el trabajo conjunto de docentes, estudiantes, familia y la Universidad. Este acto es también un espacio de reconocimiento por su dedicación, esfuerzo, responsabilidad y compromiso asumido. Estimados graduados, nos sentimos muy honrados de que hayan elegido esta Universidad y estas carreras para su formación. Hemos puesto un gran esfuerzo en el diseño y dictado de estas carreras con el objetivo de proveerles una formación sólida y de calidad que les permita desempeñarse con éxito en su profesión. Esto recién comienza y las puertas siempre estarán abiertas para ustedes. Felicitaciones a todos y todas.”

También se dirigió a los presentes Ana María Clos, graduada de la Ingeniería en Electrónica, quien también obtuvo el Diploma de Honor Cum Laude en reconocimiento a su desempeño académico. En nombre de sus compañeros, Ana María expresó: “Estamos finalizando una etapa, y muchos ya extrañamos esta Universidad, que ocupó un lugar tan importante en nuestras vidas. Fueron muchas horas de aprender y compartir, tantos profesores que estamparon su impronta, trabajos prácticos agotadores y la satisfacción del logro después del esfuerzo. Esta universidad para el partido de Moreno significa mucho más de que lo pensamos, no solo para los que estudiamos aquí, sino para toda la comunidad y las futuras generaciones. Su cercanía y su hermoso parque nos animó a ser parte de ella y sentirla propia. Los convenios con otras instituciones no solo permiten que podamos insertarnos laboralmente, sino también que descubramos nuestras capacidades. En mi caso particular, realicé una práctica en el partido de Moreno y actualmente me encuentro trabajando en esa misma empresa. Lo que parecía difícil de obtener se convirtió en una realidad. Puedo plasmar mi vocación en una actividad desafiante y creativa. A muchos nos toca despedirnos, pero seguiremos unidos, porque a esta universidad la construimos entre todos”.

Para finalizar el acto, Roxana Carelli, Secretaria Académica, dijo a los graduados y familiares: “Lo que uno siente en este momento, fundamentalmente, es alegría. Para nosotros es una gran emoción cada vez que tenemos una Ceremonia de Graduación, porque vemos concretados en ustedes este sueño de construir la educación pública, de construir una universidad en un lugar olvidado muchas veces. Sabemos que estos recorridos no se hacen de manera individual, no hay forma de alcanzar esto solos, esto es un esfuerzo colectivo a nivel familiar, que los han acompañado y alentado en estos años. Pero también es un esfuerzo de toda la comunidad universitaria, y de la comunidad de Moreno, que apostó, hace muchos años, y creyó que aquí debía haber una Universidad. Se trabajó mucho para llegar hasta aquí, se luchó, se presentaron proyectos hasta que, finalmente hace 10 años se sancionó la ley que creó esta Universidad. Fue un trabajo arduo, pero es una gran satisfacción. La Universidad es de todos nosotros, pero más de ustedes, porque siempre van a llevar el sello de que son graduados de la Universidad Nacional de Moreno. Felicitaciones a todos”.

 

La palabra de los graduados

María Cecilia Haissaguerre Diana, Licenciada en Gestión Ambiental

“Me resultó un poco difícil el primer año, el pasaje de la escuela secundaria y entrar en el ritmo universitario, pero gracias a los profesores y compañeros la cursada se hizo muy amena. Empecé a trabajar este año en el Municipio de Marcos Paz como Inspectora Ambiental en la Dirección de Ambiente Sustentable. Estaba muy enfocada en el estudio, quería recibirme, pero es fantástico trabajar en esto. Puedo ver cómo se relaciona todo lo que estudié de ecología, industria química y demás, y ponerlos en juego en mi trabajo y me pone muy contenta”.

 

Juliana Capace, Técnica Universitaria en Gestión Ambiental

“Actualmente soy pasante de medio ambiente en una empresa que fabrica neumáticos en Merlo, me dedico a realizar el control normativo, de laboratorio, monitoreos y todo lo que relacionado a la parte medioambiental de la institución. La cursada fue muy buena, hice un grupo de compañeros muy bueno, nos ayudamos, trabajamos en quipo, eso es muy positivo. Estoy muy agradecida a la universidad porque me permitió estudiar la carrera que deseaba cerca de mi casa”.