Tu lugar, tu universidad, tu futuro.

Consideraciones generales

La Parte VI del Estatuto de la Universidad Nacional de Moreno, aprobado por la Resolución ME Nº 1.533/13 de fecha 22 de julio de 2013, publicada en el Boletín Oficial Nº 32.691 del 31 de julio de 2013, establece la evaluación institucional periódica con el objeto analizar los logros y dificultades en el cumplimiento de sus funciones, así como sugerir medidas para su mejoramiento en el orden de la docencia, la investigación, la extensión y transferencia, y la gestión institucional, en cumplimiento de lo preceptuado por la Ley Nº 24.521 de Educación Superior.

Por otra parte, el PROYECTO INSTITUCIONAL 2011-2015 de la UNIVERSIDAD, que fuera aprobado por Resolución UNM-R Nº 21/10 y autorizado por Resolución ME Nº 2.118/11, hizo explícita la premisa que sostiene que la calidad no puede ser analizada en forma disociada de la pertinencia, alentando la evaluación institucional entendida “como un constructo social que implica la elección de un sistema valorativo de referencia, propio de un determinado espacio y tiempo particulares”, cuestionando por tanto, a todo concepto de calidad entendida como atributo abstracto, o conjunto de propiedades desligadas de las condiciones histórico-sociales particulares que hacen posible su existencia.

Asimismo, el PROYECTO INSTITUCIONAL 2011-2015 de la UNM plantea que “La evaluación constituirá una práctica institucionalizada que, a partir de las distintas experiencias existentes, habrá de construir el modelo de organización que genere un aprendizaje colectivo sobre el modo en que las distintas actividades aportan al esfuerzo colectivo de alcanzar las metas institucionales y aporte herramientas y espacios de reflexión para su mejora. El objetivo específico de estas prácticas es procurar la revisión permanente de la eficacia de las distintas actividades que se desarrollan en la institución, para lo cual, se formulará una metodología que combine criterios de consistencia interna y pertinencia contextual, y elabore y/o adopte los indicadores de rendimiento útiles a tal fin, teniendo siempre presente la necesidad de procurar el consenso de la comunidad universitaria en cuanto a su implementación”.

A partir de esta concepción, desde el año 2013, la UNM viene impulsando una serie de medidas y acciones tendientes a la organización de la evaluación institucional, procurando la conformación de un sistema de referencia que permita guiar la reflexión colectiva de la comunidad académica acerca de su quehacer y el modo en que el mismo permite alcanzar los propósitos de la Universidad.

En primer lugar, por Resolución UNM-CS N° 24/13, el Consejo Superior de la Universidad aprobó la creación de la COMISIÓN DE AUTOEVALUACIÓN INSTITUCIONAL (CAI), dando comienzo a las acciones tendientes a la primera autoevaluación institucional, cuya conducción se encomendó al VICERRECTORADO, de acuerdo a las misiones y funciones que prevé la estructura orgánico-funcional del Rectorado y de los Órganos Académicos de la UNM, y que fuera aprobada por Resolución UNM-R Nº 479/12 y sus modificatorias.

A partir de entonces, se conformó un equipo de trabajo técnico, con el objetivo de diseñar y orientar las formulaciones básicas y el desarrollo de los procesos propios de la autoevaluación, conforme el grado de desarrollo institucional de la UNM, que se encontraba recientemente normalizada y transitando su cuarto año de funcionamiento académico. La labor se impulsó de manera gradual, favoreciendo la difusión de los objetivos de la tarea autoevaluativa, la comprensión de su relevancia institucional y el pleno conocimiento del Plan de Trabajo a formularse de manera colectiva y que motivara el progresivo involucramiento de las distintas áreas de la comunidad universitaria.

Consecuentemente, por Resolución UNM-CS Nº 160/15 del Consejo Superior, se aprobó el REGLAMENTO GENERAL DE EVALUACIÓN INTERNA, dando comienzo a la labor de sensibilización, relevamiento y sistematización de información tendiente a la formulación del primer PLAN DE EVALUACIÓN INTERNA 2015-2016, correspondiente al período 2011-2015 y concordante con el PROYECTO INSTITUCIONAL 2011-2015, el que finalmente fuera aprobado por Resolución UNM-R Nº 396/15 del Rectorado, dando inicio a la labor de autoevaluación institucional actualmente en curso.

Los avances hasta aquí alcanzados han sido volcados a un informe preliminar que señala los logros y desafíos vinculados principalmente con la perspectiva de instalación de la UNM y las tareas cumplidas en su etapa de organización e institucionalización que, más allá de cumplir con un requisito burocrático, expresa la posibilidad de enriquecer el proceso de desarrollo institucional mediante el análisis crítico y un adecuado aprovechamiento del saber-hacer acumulado por los miembros de nuestra comunidad universitaria a lo largo de otras trayectorias institucionales.

En síntesis, la construcción de la instancia institucional de autoevaluación permitirá un adecuado seguimiento y ajuste del desarrollo de la labor en todos sus órdenes; asimismo, en el mediano plazo, permitirá una reflexión institucional más profunda sobre los fines de la institución y sobre los medios empleados para su realización, a lo cual contribuirá, sin duda, el trabajo conjunto con la CONEAU, en tanto, órgano con competencias específicas en relación a la evaluación externa de las instituciones universitarias y con el que la UNM se apresta a suscribir el pertinente ACUERDO GENERAL PARA IMPLEMENTAR EL PROCESO DE EVALUACIÓN INSTITUCIONAL externa, conforme lo preceptuado por la Ley de Educación Superior y la Resolución CONEAU Nº 382/11.

 

Lineamientos y objetivos de la Autoevaluación Institucional

De conformidad con el REGLAMENTO GENERAL DE EVALUACIÓN INTERNA de la UNM, la autoevaluación institucional constituye una apreciación y discernimiento del valor de las realizaciones y los procesos institucionales, sustentado en los principios y objetivos estatutarios de la UNM, de acuerdo a los siguientes principios rectores de este proceso:

  1. Carácter ético-político, por cuanto se inscribe en el compromiso de la UNIVERSIDAD con los valores de excelencia académica, equidad y desarrollo, desde una práctica que asegure la convivencia plural de las diversas expresiones, corrientes, teorías y líneas de pensamiento.
  2. Participación crítica y comprometida del conjunto de los Estamentos, en tanto, proceso de problematización destinado a generar conocimiento que permita implementar acciones de mejora permanentemente.
  3. Integralidad, al procurar obtener una visión holística de la institución, a partir de un abordaje conceptual y metodológico no reduccionista que dé cuenta de la trama de relaciones, historia, estilo y visión institucional.
  4. Contextualización, en tanto la Autoevaluación Institucional tiene como marco de referencia el entorno social, cultural, productivo y político del partido de Moreno y de la región.
  5. Rigurosidad técnica en el diseño teórico y metodológico de la evaluación, con el fin de lograr la conformación de espacios proclives a la construcción de acuerdos intersubjetivos, para la obtención, procesamiento e interpretación de información válida y confiable.

 

Son sus objetivos específicos:

  1. Obtener una visión compartida y documentada de la UNIVERSIDAD y la valoración de sus capacidades, logros y debilidades, con miras a concretar los objetivos formulados en su Proyecto Institucional, planes y políticas.
  2. Elaborar recomendaciones para la toma de decisiones de mejora continua y desarrollo de información.
  3. Brindar información cuantitativa y cualitativa útil para orientar la elaboración periódica de su Plan Estratégico Plurianual.
  4. Promover en las distintas unidades académicas y de gestión una reflexión y análisis crítico del desarrollo de sus tareas, dificultades y resultados alcanzados, procurando su compromiso con una estrategia de mejora continua.

 

Organización

La autoevaluación institucional está a cargo de la CAI de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE MORENO, integrada por Los SECRETARIOS del RECTORADO y los Representantes de los DEPARTAMENTOS ACADÉMICOS, designados por sus respectivos CONSEJOS y es presidida por el VICERRECTOR.

A su vez, el proceso de autoevaluación institucional se realiza por medio de COMISIONES DE AUTOEVALUACIÓN POR FUNCIÓN (CAF), conformadas por las siguientes funciones:

  1. Gobierno y Gestión,
  2. Docencia,
  3. Investigación y Vinculacion Tecnológica,
  4. Extensión.

Las CAF están integradas por los miembros de la comunidad universitaria.

Es de señalar que corresponde a la CAI, en tanto, máximo órgano actuante en todo lo atinente a la ejecución de las acciones que surjan de las pautas, lineamientos y acuerdos con la COMISIÓN NACIONAL DE EVALUACIÓN Y ACREDITACIÓN UNIVERSITARIA (CONEAU), intervenir en los procesos de acreditación de las carreras de grado y posgrado que dicte la Universidad, referencias esenciales para el proceso de autoevaluación institucional.

 

1º Plan de Evaluación Interna

La UNM transitó entre junio de 2015 y diciembre de 2017 su primera autoevaluación institucional, en el marco del PLAN DE EVALUACIÓN INTERNA 2015-2016, aprobado por Resolución UNM-R Nº 396/15 del Rectorado. Este Plan comprendió el período 2011-2015, de manera armónica con el PROYECTO INSTITUCIONAL 2011-2015 aprobado por Resolución UNM-R Nº 21/10 y autorizado por Resolución ME Nº 2.118/11, y en cumplimiento del artículo 5º del REGLAMENTO GENERAL DE EVALUACIÓN INTERNA, que establece que serán concordantes con los PLANES ESTRATÉGICOS PLURIANUALES de la UNIVERSIDAD.

 

Normativa y documentos