Tu lugar, tu universidad, tu futuro.

El pasado jueves 13 de junio, tuvo lugar la II Edición de la Jornada “Prácticas, Discursos y Comunicación Científica” que organiza la Licenciatura en Comunicación Social.

La jornada se pensó a partir de diferentes interrogantes: ¿Qué relación tiene el pensamiento científico con los destinos de un país? ¿Qué estrategias comunicativas permiten hacer más accesibles los conocimientos científicos? ¿Cuál es el aporte de la perspectiva feminista al quehacer científico? ¿Se puede hacer ciencia con humor? 

Tomando como punto de partida estos ejes, de la actividad participaron diferentes actores de la comunicación científica: periodistas, investigadores, editores de revistas, desarrolladores de videojuegos, comediantes, docentes, biólogos, filósofos.

“Esta jornada intenta presentarles a los estudiantes de Comunicación Social la pluralidad de voces en torno a la ciencia y en torno a la comunicación. Hay distintas posturas acerca de qué es la ciencia, qué relación hay entre ciencia y sociedad, entre ciencia y política. También hay diferentes posturas acerca de qué significa comunicar. Esta jornada presenta una pluralidad de interrogantes y problemas que nos hace repensar el tema de la comunicación científica”, explicó María Martini, Investigadora y Docente del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales y Coordinadora del Taller de Ciencias del COPRUN.

 

 

Los panelistas

Clara Ruocco es Sociolingüista (UBA) y edita, junto a colegas y amigos, la revista Velociraptors, una publicación que combina ciencia-tecnología- sociedad con la cultura pop. “Es una revista a la manera de divulgación científica pero también hace otras cosas. Cuando nos propusimos a hacer la revista nos dimos cuenta de que utilizábamos los motivos temáticos de la ciencia: dinosaurios, insectos, superorganismos, energía nuclear pero los abordábamos desde múltiples perspectivas para ir a desarmándolos y analizar la relación de la ciencia con la cultura. No solo divulgamos o transmitimos una información científica sino buscamos ponerla en su contexto social, cultural”, explicó Ruocco.

Pablo Molinari (o Molinerd, como se hace llamar en la redes sociales) es un comediante que, a través de videos y gráficos en Instagram, hace humor con temáticas de la vida cotidiana, pero con algunos recursos científicos. “En Argentina desde hace unos años hay una corriente de científicos /divulgadores con la idea de acercar la ciencia y hacerla más accesible. Mi aporte es desde el humor, que no lo pienso para un público que le guste solamente las temáticas científicas, es para todos. Es pensar que la matemática, la biología, la química, la física no son monstruos. Muchos padecimos estas materias en la escuela y quiero correrme de ese lugar, con un poco humor”, contó Molinari.

Jésica Niz es Licenciada en Comunicación Social (UNLZ) y expuso sobre la percepción pública de la ciencia: “Problematizamos cómo el público puede apropiarse del conocimiento científico. Todos tenemos la idea del científico de guardapolvo blanco que tiene un conocimiento encriptado. Y ahí es el rol del comunicador para que ese conocimiento pueda llegar a la sociedad en general. Pero además, necesitamos que la sociedad civil se apropie de ese conocimiento. Por ejemplo, en la actualidad existen movimientos “anti-vacunas”, que provienen de un sector que desconoce y descree de un conocimiento científico probado, y se están produciendo epidemias de enfermedades que estaban controladas. En este contexto de desinformación y de fake news, el rol del comunicador es fundamental”.