Tu lugar, tu universidad, tu futuro.

Durante una semana, 45 estudiantes participaron de la Jornada UNM INNOVA 2020 Covid-19 en la que trabajaron de manera virtual con problemáticas ocasionadas por la pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido por el Gobierno Nacional.

"En la III edición de la jornada nos convoca las consecuencias de la Pandemia COVID-19 en sectores productivos y sociales. Recabamos problemas de distintas organizaciones públicas y privadas del ámbito local y regional, que sintetizamos en 7 desafíos agrupados en Tecnologías para la Sociedad, Educación, Salud y Producción y Empleo. Estudiantes de distintas carreras, en su mayoría de Ingeniería en Electrónica, trabajaron de manera virtual para encontrar ideas y soluciones a estos problemas”, explicó Adriana Sánchez, Secretaria de Investigación, Vinculación Tecnológica y Relaciones Internacionales, área organizadora de la actividad.

El Coordinador-Vicedecano de Ingeniería en Electrónica explicó: “En esta 3ra edición de UNM INNOVA se espera obtener como en las ediciones anteriores ideas novedosas aportados por los estudiantes a problemas concretos de la sociedad, como es en este caso lo relacionado con COVID. El trabajo interdisciplinario de estudiantes de diferentes carreras en todas las ocasiones ha resultado mejor que el llevado adelante por estudiantes homogéneos de una sola carrera”.

Los desafíos seleccionados para el trabajo grupal fueron tres: “Desinfección de ambientes industriales”, “Problemas de distribución y comercialización en organizaciones de la economía plural”, y “Problemas de atención a la salud física y psicológica en Moreno”. Surgieron varias propuestas: para el primer caso se propuso un sanitizador por vaporización y otro como accesorio a la instalación sanitaria, ambos con puntos de automatización en su funcionamiento.

 

Uno de los grupos participantes de UNM INNOVA 2020.

 

Para atender las cuestiones de la Economía Plural se idearon aplicaciones de software, una vinculada al cuidado de la labor efectuada por electricistas, plomeros, gasistas etc. así como de las personas que los reciben en sus hogares: la app incluye reconocimiento facial y certificación de salud y buenas prácticas y, por otro lado, un sistema destinado a facilitar la compra en los locales de proximidad (“Compre en mi barrio”).

Por último, a fin de minimizar los contratiempos y complicaciones en la atención sanitaria, los estudiantes propusieron el desarrollo de programas que contribuirían a esta tarea. Germán Casco es estudiante de Ingeniería Electrónica y explicó el proyecto de su equipo: “En nuestro caso ideamos un dispositivo que tiene un componente informático, a través del desarrollo de una aplicación de asistencia virtual para consultas médicas comunes y sugerencias de salud. Esto asociado a la parte electrónica, es decir, la adaptación del sistema de la aplicación sobre terminales interactivas en puntos estratégicos. Está pensado para que las personas tengan al paso también ciertas funciones del sistema de manera cotidiana. La prioridad la tiene el desarrollo de la aplicación, más que nada por el tiempo que lleva confeccionar cada componente, ante la necesidad inminente de alguna solución”.

Además, explicó Venturino: “En los casos anteriores el trabajo se llevó adelante en 24 hs., la expectativa en esta oportunidad, en la cual los estudiantes tienen una semana para la elaboración de las ideas, es obtener propuestas mejor elaboradas y analizadas más a fondo, con una mejor evaluación de la factibilidad de la mismas. La convocatoria a esta actividad además es muy buena y los estudiantes se involucran con entusiasmo en discusiones con sus pares para aportar las ideas más innovadoras y no convencionales que les surjan”.

“Seguimos alentado la innovación, la búsqueda de soluciones multidisciplinarias, el trabajo en equipo y el compromiso para contribuir en el diseño de propuestas que atiendan las consecuencias de la pandemia", concluyó Adriana Sánchez.